Wiki Atherion
Advertisement

El emperador Galatan fue uno de los monarcas más conocidos y renombrados de la historia de Aedria. Desde su joven ascenso al trono, tras la muerte de su padre y su hermano en la guerra contra los bárbaros vulgaardenses, llevó a cabo novedosas renovaciones que mejoraron la economía de su reino ostensiblemente.

Poco después de alcanzar los dieciséis años, contrajo matrimonio con la princesa del reino de Iratia, Aithné, y las dos naciones vecinas se unen formando un solo imperio.

Sumario

Juventud[]

Nacido en el seno de la familia real de Tarant, Galatan creció como el segundo hijo del rey Frixios. Su infancia consistió en las comodidades reales y las clases esporádicas de ciencias, filosofía, retórica y teoría mágica impartidas por Kankel Van Helmont. Debido a los constantes ataques desde el reino de Vulgaard, en el norte, su padre emprendió una campaña militar, pero fueron derrotados. Frixios y su primogénito fallecieron, y Galatan fue coronado como nuevo soberano de Tarant a la edad de trece años.

Por consejo de su mentor, el joven rey viajó durante varios meses por los distintos ducados de Tarant en busca de ampliar sus conocimientos acerca de los territorios sobre los que regía. Durante la travesía, descubrió en una sucesión de cuevas la existencia de vetas de piedras extrañas, que rápidamente identificó como rahmanitas. Además, también se encontró con una ciénaga donde se asientan geofones, que también desprenden esas piedras de forma natural. Galatan mandó extraer esas piedras y poco después creó un ejército de mercenarios y magos por todo el reino.

Mientras tanto, se dieron numerosos avances agrícolas y ganaderos, y las cosechas fueron tales que pudieron permitirse vender los excendentes. Exportaron alimentos y rahmanitas, con lo que el reino adquirió una enorme riqueza en pocos años. Entonces, la madre de Galatan preparó un matrimonio concertado para su hijo con Aithné, la princesa heredera del reino de Iratia, y una de sus amigas de la infancia. Con la boda, Iratia, un reino pequeño pero muy rico, se anexionó con la boyante Tarant. Había nacido el Imperio Tarántida.

Advertisement